La Leyenda de Excálibur




LA LEYENDA DE EXCÁLIBUR

Este gobierno tahúr,
sin nombre ni anonimato,
dio la orden del maltrato:
"Si es tan sólo un perro, ¡agur!",
y dio muerte a Excalibur,
al que algún Rey dio la vida
que una ministra invalida,
en tanto la especie humana
conserva su carne sana
y el corazón fratricida.

Jesús María Bustelo Acevedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario